Consejos de tu socorrista para cuidar de tu playa.

Todos disfrutamos de la playa, desde primera hora de la mañana hasta última del día hay usuarios dándose un baño, tomando el sol, jugando, practicando deportes acuáticos… somos muchos, por supuesto más en verano pero también en invierno hay personas paseando al borde del mar.

Así que todos la disfrutamos, todos deberíamos cuidarla.

Te dejamos unos sencillos consejos para que nuestra visita a la playa sea lo más ecológica posible.

1.- REDUCE, REUTILIZA Y RECICLA

Puedes empezar por utilizar un transporte ecológico para llegar, evita el coche y súmate a la bici o a caminar si estás a una distancia que te lo permita o trata de desplazarte en transporte público.

Si te trasladas en tu vehículo aparca en lugares habilitados para ello, hay zonas calificadas como sensibles donde no debes estacionar.

¿Qué te llevas a la playa?, procura que todo lo que llevas contigo sea respetuoso con el medio ambiente y cuando abandones el lugar vaya todo de vuelta contigo.

No dejes basura en la arena ni en el mar, si tu arenal no dispone de contenedores para reciclaje llévate los residuos hasta que puedas depositarlos en un contenedor adecuado.

Si eres fumador trata las colillas como basura, no las tires en la arena ni en el agua. Cada una de ellas puede tardar hasta veinte años en desaparecer.

Si comes en la arena, no utilices platos y cubiertos de usar y tirar, evita los plásticos sean botellas o bolsas tienen un gran impacto ambiental, nuestros mares acumulan gran cantidad de plásticos que no se degradan en cientos de años y son especialmente peligrosos para muchas especies marinas.

El vidrio es reciclable pero cuidado, en la playa vamos descalzos, podemos causar daños a nosotros u otros usuarios si se rompe un recipiente.

Mejor las cantimploras o termos de acero inoxidable, son más ecológicos que las latas y plásticos. Si llevas aparatos electrónicos no dejes las playas usadas en la playa, son muy contaminantes

2.- RESPETA TU ENTORNO, TAMBIÉN AL RESTO DE USUARIOS

El comportamiento ecológico pasa también por obedecer señalizaciones, tratar de mantener el equilibrio natural del lugar y la tranquilidad de todos los visitantes y de los que viven en ese entorno. 

Mantengamos el ecosistema evitando las agresiones a corales, plantas y pequeños animales que habitan el mar o la línea de la costa.

La música es maravillosa pero la contaminación acústica también es una agresión al resto de usuarios, cuidado con el volumen.

No lleves tu mascota a una playa donde los animales estén prohibidos. Si te acompaña a un arenal permitido, recoge sus excrementos y no dejes que moleste a otros bañistas.

Diviértete practicando deportes y actividades al aire libre, las embarcaciones a vela o remo son menos contaminantes que las de motor, recuerda que existen unas normas para evitar incidentes con los demás, respeta el balizamiento.

3.- UTILIZA LOS SERVICIOS PERO NO DERROCHES

Muchas de nuestras playas ofrecen duchas, utilízalas pero con cabeza, no utilices jabones o champús que van directamente al agua y son contaminadores.

Date un repaso rápido, quítate la arena y el salitre, economiza agua. En tu alojamiento, sea tu lugar de residencia o un hotel ahorra agua y energía.

Entre todos podemos colaborar para que nuestra visita a la playa no tenga consecuencias dañinas para el entorno. 

Podemos proteger y mejorar las playas con nuestras acciones con gestos pequeños pero muy eficaces.

Share This

Share This

Share this post with your friends!