Lipotimias, desmayos, primeros auxilios…

¿Qué es una lipotimia?, ¿a qué llamamos desmayo?, mareo, soponcio, síncope… todas estas palabras y algunas más se utilizan para denominar la pérdida de conciencia repentina. 

Hay pequeñas diferencias entre estos términos en las que no todos los expertos se ponen de acuerdo,  pero para aprender lo que debemos hacer si nos encontramos con uno de ellos, sea el que sea, no precisamos entrar en disquisiciones.  

En resumidas cuentas se producen cuando el flujo de sangre al cerebro disminuye, con lo cual el aporte de oxígeno al cerebro es insuficiente, hay una pérdida de conciencia total o parcial, también una pérdida de fuerza muscular que hace que nos desvanezcamos.

¿Cuales son los síntomas?

Un amplio porcentaje de la población se ha desmayado en alguna ocasión y como muchos sabréis:

  • se siente un sudor frío
  • el estómago revuelto
  • debilidad muscular
  • los que nos ven perciben que estamos palideciendo
  • la respiración se vuelve superficial
  • vemos borroso
  • oímos a nuestro entorno como si estuviera muy lejos
  • y en la viñeta siguiente, pérdida de conciencia… nos hemos desvanecido.

Las causas:

Pueden ser varias, en muchas ocasiones no llega a saberse cual es la razón exacta.

Algunas veces, muy pocas, el desmayo se produce por un problema cardíaco, un accidente cerebrovascular, una crisis epiléptica… pero lo más frecuente es que sea producido por una bajada en la tensión arterial.

En muchas ocasiones es causado por motivos emocionales, miedo, estrés, cambios bruscos de posición, estar en un lugar mal ventilado, aglomeraciones en multitudes, alimentación deficiente, una bajada de azúcar, un golpe de calor, por supuesto consumo de alcohol o drogas y tantas otras… hay muchas causas para una lipotimia.

Los socorristas atendemos a esta situación frecuentemente por un corte, una picadura de medusa, caídas en piscinas, en ocasiones cosas mucho más serias como un infarto en la playa…

¿Qué hacer?

Si eres la víctima y te da tiempo a reaccionar, trata de estirarte con las piernas algo levantadas o siéntate en una silla y coloca la cabeza entre las piernas para facilitar el flujo sanguíneo al cerebro.

Pide que ventilen el lugar en que te encuentras. No te levantes de golpe.

Si la persona afectada es otra y todavía mantiene la conciencia, pregúntale si es diabética o tiene algún problema de salud, por si hay que asistirla de modo especial, pídele que respire profundamente y que tosa varias veces (mejora el riego sanguíneo).

Si está inconsciente, asegúrate de que respira, si no respira llama al 1-1-2 e inicia protocolo de RCP, si respira, procura despejar el lugar, evita que se amontonen personas a su alrededor, trata de ventilar la zona y evitar el sol directo.

Acuéstalo con las piernas más altas que la cabeza y la cabeza de lado.

Afloja la ropa que pueda dificultar la respiración (corbata, cinturón o cualquier prenda que apriete).

Si hace frío manténlo abrigado.

Puedes mojar la cara con un paño frío.

El desvanecimiento en sí no es un problema, la complicación es la forma y circunstancia en la que ocurre. Es posible que al caer se produzca un traumatismo, que la víctima se encuentre sola, que esté conduciendo…

Controla el tiempo que permanece inconsciente, lo habitual es un par de minutos.

Si supera los cinco minutos llama al 1-1-2 y pide ayuda, puede ser una bajada de azúcar repentina en una persona diabética.

Si hay convulsiones retira los objetos con los que pueda dañarse, puede ser una crisis epiléptica. Pide ayuda médica.

Al volver en sí, no dejes que se levante de golpe, mejor que permanezca tumbado y después sentado unos minutos hasta que recupere totalmente la conciencia.

No le suministres bebida ni comida mientras está inconsciente, deja que pasen unos minutos después de recuperarse para hacerlo

Cuando es peligroso un desmayo:

Como siempre, hay colectivos de mayor riesgo con los que debemos tomar precauciones añadidas.

Personas mayores, víctimas que han sufrido un traumatismo anterior o en la caída al desvanecerse, diabéticos, cuando el desmayo es prolongado o cuando se produce una coloración azulada del paciente, embarazadas, personas con problemas cardíacos… especial atención para todos ellos.

Aprender primeros auxilios es cosa de todos, ayuda a salvar vidas.

Share This

Share This

Share this post with your friends!