fiestas seguras

Llega Navidad, la mayoría de nosotros seguimos las tradiciones: adornamos la casa, viajamos junto a nuestras familias, preparamos comidas especiales, intercambiamos regalos… Alguna de esas actividades conlleva un riesgo añadido que tenemos que prever, os dejamos algunos consejos para unas fiestas seguras.

Los adornos navideños son fuente de accidentes domésticos, cuidado con las luces decorativas, repasa los cables y conexiones (más aún si han estado en el altillo durante un año), no sobrecargues un solo enchufe, distribuye entre varios. Procura que los cables no queden demasiado tensos, un pequeño golpe puede romperlos y generar un cortocircuito. No los escondas debajo de alfombras, sofás… Los bomberos advierten de que se produce un numero de incendios significativos en estas fechas por causa de la iluminación navideña en mal estado o mal utilizada. Las luces son un atractivo para niños y mascotas, no las dejes encendidas sin un adulto presente y por supuesto apágalas durante la noche o si sales de casa.

Además de la iluminación eléctrica es frecuente en estas fechas el uso de velas. Asegúrate de colocarlas en una base estable, lejos de materiales inflamables (cortinas, manteles, árboles de materiales plásticos…) nunca las dejes encendidas sin presencia de adultos. Vigila también con el resto de adornos, las piezas pequeñas del belén o árbol de Navidad son peligrosos para niños y mascotas. Algunos adornos se rompen con facilidad y tienen elementos cortantes, evítalos si hay pequeños y animales en casa. Tijeras y cuchillos que se usan para abrir regalos, recógelas en cuanto acabes de utilizarlas.

fiestas-seguras

Celebrar estos días alrededor de una mesa es también una tradición muy agradable, casi todos organizamos grandes comilonas. Aumentamos el consumo de dulces y grasas, picoteamos entre horas y cambiamos frutas y verduras por grasas y azúcares. Si a eso añadimos que suelen ser fechas en las que reducimos la actividad física, tenemos dos razones de «peso»… algunos aumentamos de talla y otros agravan patologías anteriores (transtornos cardiovasculares, colesterol alto, subidas de azúcar…)

Por tanto… disfruta de la mesa con prudencia, procura contrarrestar los excesos con algo de ejercicio y comidas más ligeras los días no principales. Especial atención a los atragantamientos en estas fechas, con frutos secos u otros alimentos o por supuesto con las uvas en fin de año. Recuerda como debes actuar ante un atragantado. Aquí te dejamos un enlace donde te explicamos a detalle la maniobra de Heimlich.

Brinda con tu familia y amigos pero solo si no tienes que conducir, en estas fechas son muchos los desplazamientos en automóvil, el número de accidentes por consumo de alcohol aumenta. Recuerda utilizar cinturones de seguridad aunque el trayecto sea corto, los niños bien sujetos y seguros en sus SRI (sistema de retención infantil). Las condiciones climatológicas pueden ser adversas, sigue los consejos de la Dirección General de Tráfico y  más que nunca, precaución, precaución y precaución.

Os deseamos unas felices y seguras fiestas.

Share This

Share This

Share this post with your friends!