Empresas socorrismo documentación

Las empresas de socorrismo mejoramos nuestro servicio documentando datos.

Los carteles decían a las 10… el convenio a las 11.

En ese tiempo se ahogó una persona.

Sí, os hablo de la noticia que hemos leído estos últimos días sobre la condena al ayuntamiento de Orihuela a pagar una importante indemnización por un fallecimiento ocurrido en un horario “dudoso” y digo dudoso porque el convenio con la empresa prestataria del servicio no coincidía con lo escrito en la cartelería de la playa y porque el mencionado convenio ha tardado lo suyo en aparecer

¡Qué importante lo que escribimos! Y no hablamos únicamente del convenio con el ayuntamiento, también de lo que se escribe en carteles. ¡Qué importante además de escribirlo, guardarlo debidamente!

¿Se habría ahogado esa persona si hubiese sabido que no había servicio de socorrismo en ese momento?, ¿hubiese obedecido a la prohibición de bañarse de ser la bandera roja?, ¿hubiese tomado más precauciones?, nunca lo sabremos, lo que sí sabemos es que hoy no surgirían todas esas preguntas.

Las empresas de socorrismo no solamente proporcionamos socorristas para las playas, piscinas, parques… también escribimos, documentamos muchos datos, unos diariamente, como el viento, oleaje, temperatura del agua, banderas… otros cuando ocurre un incidente, curas, picaduras, cortes, por supuesto también las más graves. Las horas en que ocurre cada suceso, los cambios de bandera, las llamadas al 1-1-2, niños perdidos, avisos a embarcaciones o surfistas incumplidores. Ningún incidente/accidente escapa a la escrupulosa anotación y posterior archivo.

Un sinfín de datos e incontables anécdotas, impresiones y comentarios personales que los SOS han ido escribiendo día a día. También, por supuesto, los resúmenes de las reuniones que mantienen con los supervisores, o las que éstos mantienen con los técnicos de playas de los ayuntamientos… a través de ellos podemos ver los acuerdos, las sugerencias, modificaciones en el servicio.

Esos datos no se escriben aleatoriamente, a gusto del socorrista de turno, están protocolizados. Algunos de ellos sirven para las memorias que redactamos y entregamos a ayuntamientos al acabar la temporada. Otros son estadísticos. Muchos nos ayudan a mejorar. Y una parte de ellos no quedan ahí, deben tener una continuidad en otros documentos firmados, en comunicaciones al seguro, en notificaciones al departamento de personal, o en cambios en folletos, carteles… como debió ocurrir en la noticia que nos ha llevado a esta reflexión.

No imagináis la cantidad de documentación que generamos y lo que cuesta mantener el archivo perfectamente ordenado. Una parte de nuestro trabajo sobre la que insistimos, nuestros responsables son tan rigurosos en el cumplimiento de ese protocolo como en los sanitarios, en esta ocasión hemos comprobado la importancia de seguir a pies juntillas las instrucciones en cuanto a la documentación, de haberlo hecho quizá no se hubiese producido la desgracia y de producirse no estaríamos hablando de una gestión dudosa. El convenio hubiese estado perfectamente archivado y la información visual en la playa, tablones de anuncios en ayuntamiento u oficina de turismo, información en internet de haberla, hubiera sido modificada acorde a la modificación del servicio.

Es importante la labor de socorrismo, sin ninguna duda, pero no es completa si no documentamos, estudiamos y sacamos conclusiones de los datos. Esos pocos minutos de escribirlos tiene seguimiento, en ocasiones inmediato (reponiendo material que se ha utilizado, subsanando deficiencias, haciendo previsiones, modificaciones…), otras a más largo plazo (mejorar el servicio, trasladar mejoras a otras playas o instalaciones). Siempre tienen utilidad, sirven de ayuda a supervisores, coordinadores de servicio, técnicos, seguro, ayuntamientos, a la propia empresa, a los especialistas en el tema cuando hacen estudios y, en definitiva, al usuario que se beneficia de la información correcta y de la experiencia que contienen.

 Definitivamente, escribir es primordial, también en socorrismo. ¿No te parece?

Share This

Share This

Share this post with your friends!