image

Consejos de tu socorrista para superar la astenia primaveral.

Llega la primavera, luz, color, días más largos, mejor temperatura, dejamos atrás los días grises, el frío, las tardes oscuras… empezamos a pensar en salir de nuestras madrigueras y disfrutar del aire libre y los cambios en la naturaleza, ¡¡que alegría!! y sin embargo parece queen lugar de florecer como las plantas de nuestro alrededor nos estemos marchitando, andamos agotados y desmotivados… ¿habré cogido un virus?

No, no te preocupes, no es un virus. Es la astenia primaveral, parece que la adaptación de tu cuerpo a las modificaciones de tu alrededor genera en algunas personas esta sensación de cansancio y apatía. Los cambios en temperatura, la luz… producen ajustes en nuestro metabolismo y sistema hormonal. Estamos todavía preparados para la falta de sol y el frío, volver a disfrutar de muchas horas de luz y de temperaturas más cálidas obliga a nuestro organismo a renivelar algunas hormonas, el primer calor también nos hace mella, disminuye nuestra presión arterial, en hacer estos reajustes el cuerpo gasta mucha energía, por eso nos sentimos cansados y poco animados. Por suerte serán solo unos días, dos o tres semanas de adaptación como máximo y después recuperaremos nuestras fuerzas.

No es necesario ningún tratamiento, irá poco a poco desapareciendo en cuanto tu cuerpo se aclimate. Para ayudar a tu organismo a combatir esa astenia te hemos preparado unos consejos que no son otros que los de llevar una vida saludable.

 image

1.- Adáptate a las horas de sol y sal al aire libre

El contacto con la luz solar estimula la serotonina, es la llamada hormona de la felicidad. Hay estudios que demuestran que a mayor cantidad de horas de sol menor cantidad de problemas afectivos. La producción de esta hormona que es mínima durante el invierno aumenta en cuanto llega la primavera y disfrutamos de más horas de sol.

Aunque te sientas cansado no te levantes más tarde. Aprovecha las horas de luz, haz actividades al aire libre, un poco de ejercicio te ayudará a relajarte y dormir mejor.

2.- Vigila lo que comes y lo que bebes

Una de las mejores armas para combatir la astenia es tu dieta, aumenta las frutas, verduras, cereales, legumbres… los hidratos de carbono, son buenos los productos integrales con gran contenido en fibras y vitaminas del grupo B. Reduce el consumo de grasas que son más pesados de digerir. Come a tus horas en pequeñas cantidades y con más frecuencia. A ser posible respeta las cinco tomas.

Hidrátate. Bebe agua, te ayudará a mantener la presión arterial a su nivel normal, te ayuda también con la función renal e intestinal. Añade zumos de frutas, caldos e infusiones si los prefieres.

3.- Tómatelo con un poco de humor

Como siempre, lo más importante es la actitud. Sonríe y procura tomarlo de forma divertida. Nada mejor para para que unas risas para cambiar el estado de ánimo.Ya os hablamos del poder de una sonrisa. Reír libera endorfinas… ¿qué son?… Imagina una situación que te guste mucho, algo que quieras, una caricia, un paisaje maravilloso, a tu mascota jugueteando…

¿ya se te dibuja una sonrisa?, eso son las endorfinas!!

Share This

Share This

Share this post with your friends!