consejos.de.esqui.entradilla

Consejos de tu socorrista para iniciarte en el esquí

Estas fechas nos ofrecen la oportunidad de practicar deportes de invierno, esquiar es uno de ellos, además de ejercitar el cuerpo nos permite estar en contacto con la naturaleza, disfrutar de la montaña, del paisaje, el aire puro… una posibilidad de relajarnos, de desconectar de la rutina habitual, una actividad estupenda, totalmente recomendable pero no exenta de riesgos, aplicar las normas fundamentales de seguridad nos garantiza el disfrute de este deporte.

1.- Utiliza el equipo adecuado, botas, esquís, fijaciones…

Es de vital importancia el equipo que utilices. Necesitarás unas botas, son con los esquís y las fijaciones lo más importante, busca asesoramiento para adquirir las que mejor se adapten a tu pie, deben ofrecerte una sujeción perfecta y buena estabilidad. Precisarás también de bastones, gafas, guantes, casco, ropa que te proteja de las bajas temperaturas… Tienes que familiarizarte con el equipo y sentirte cómodo con él.

2.- No esquíes por encima de tus posibilidades y respeta las normas de seguridad

Los primeros días verás niños pequeños descendiendo como si fueran profesionales, no cambies de pista, sigue en la verde, poco a poco irás mejorando y disfrutarás de lo aprendido. El esquí es un deporte exigente que requiere de una forma física mínima. No te agotes, irás aumentando el tiempo que pases esquiando conforme adquieras mejor forma.

Respeta las normas de seguridad de la Federación Internacional de Esquí, de la instalación en la que estés esquiando y por supuesto las indicaciones del personal de la estación, son profesionales ocupados en tu seguridad. Prudencia especial si las condiciones meteorológicas son adversas.

Es una buena idea contratar un profesor para dar los primeros pasos en la nieve, te ayudará a evitar vicios, malas posturas y caídas innecesarias

3.- Protégete del sol 

El sol de la playa quema… el de la montaña también, incluso más. Utiliza protección solar total y recuerda renovarla con frecuencia, no descuides los labios, usa protectores labiales, no olvides tampoco de las gafas de sol, recuerda que el efecto lupa de la nieve aumenta la radiación solar  y afecta a los ojos especialmente. Aunque haga frío y no tengas sed,  bebe con frecuencia, al sol y haciendo un esfuerzo físico puedes deshidratarte. Al final del día hidrata tu piel con crema hidratante.

A estos consejos, puedes añadir una buena alimentación, rica en hidratos y azúcares, calentar los músculos antes de empezar a esquiar,descansar cada par de horas, hacer estiramientos al final de la jornada… pero sobre todo disfruta y pásalo bien. Aprovecha todos los otros atractivos del esquí, maravillosos paisajes, buen ambiente…

Ya ves como no es demasiado complicado, unas precauciones básicas, buena forma física, un equipo adecuado y una pequeña formación previa, son suficientes para disfrutar del deporte rey del invierno

consejos.de.esqui.infografia

Share This

Share This

Share this post with your friends!