ciudades-cardioprotegidas

Ciudades cardioprotegidas.

Hemos avanzado mucho en los últimos años en cuanto a espacios cardioprotegidos se refiere. Cada vez es mayor la concienciación general en todos los aspectos, tanto en la necesidad de formación como en la de dotar aquellos lugares con mucha afluencia de público de desfibriladores. Las piscinas públicas, parques acuáticos y playas que cuentan con servicio de socorrismo, por supuesto disponen de desfibriladores y también de personal formado para practicar una reanimación cardiopulmonar de calidad, pero no son los únicos.

Es sencillo utilizar un DEA (desfibrilador externo automático) o DESA (desfibrilador externo semiautomatico), tan simple como seguir las instrucciones de la voz que nos va indicando los pasos a seguir. ¿No estás seguro si procede una descarga?, no te preocupes, el aparato hace la valoración por ti. Si es necesaria hará la descarga y si no lo es no la hará. No hay miedo por tanto de dañar al afectado. Cualquier persona puede utilizar un desfibrilador, no son precisos conocimientos médicos específicos.

Hemos ido constatando como los DEA que hasta hace unos años solo podíamos ver en aeropuertos y algunos edificios de organismos oficiales se van extendiendo y llegando también a universidades, escuelas, instalaciones deportivas de todo tipo, centros comerciales, geriátricos y centros de día, grandes empresas y centros de negocios. También los lugares de ocio, museos, teatros, cines… incluso discotecas. Por supuesto se añaden hoteles, spas, centros de convenciones y ferias… podemos encontrarlos en alguna iglesia o catedral. Cualquier lugar por el que pasen muchas personas es un lugar óptimo para albergarlos.

IMG_1108

DEA en la catedral de Colonia

El transporte público, estaciones de tren o autobuses donde se mueven miles de personas diariamente nos ofrecen equipos desfibriladores que nos permitirán actuar en caso de paro cardíaco repentino hasta la llegada de los servicios sanitarios. La redes de Metro de Bilbao, Madrid o Barcelona empiezan a instalar DEA en muchas de sus paradas con el objetivo de, concretamente en la Ciudad Condal, siguiendo un plan establecido para convertirla en una ciudad cardioprotegida. En ese mismo plan está previsto instalar los citados aparatos en las más de mil farmacias repartidas por toda la ciudad antes de que acabe el 2016.

Afortunadamente existen multitud de iniciativas en este sentido, aumenta el número de aparatos, aumenta también la cantidad de personas que aprenden a hacer una RCP, se aprueba en Madrid un decreto por el que se compromete a incorporar contenidos de primeros auxilios, seguridad y prevención de riesgos en la formación escolar.

Pero… ¿cómo saben los ciudadanos donde encontrar un desfibrilador?.

Existen varias aplicaciones para móvil que nos indican el aparato más próximo, pero es necesaria una labor previa de comunicación para que todos aquellos lugares donde dispongan de DEA sean dados de alta en las diferentes bases de datos que existen. Todos podemos colaborar a completar estos datos incluyendo aquellos que no aparezcan y de los que tengamos conocimiento.

Casualmente este fin de semana en una visita a Cambrils, he encontrado una población cardioprotegida, pero además bien señalizada… ¿de qué sirven desfibriladores estratégicamente ubicados si los vecinos no saben donde están?, me ha sorprendido la señalización que podemos encontrar en multitud de rotondas, calles, esquinas… con información que nos indica donde está ubicado el DEA más próximo.

señalizacion

Señalización Cambrils cardioprotegida

Nuestra enhorabuena por esta señalización, tan importante es que existan las instalaciones necesarias como que los posibles usuarios conozcan de su ubicación.

Share This

Share This

Share this post with your friends!