alergia.primaveral

Consejos de tu socorrista para aliviar las alergias primaverales.

Una alergia es una reacción de hipersensibilidad inmunitaria, es decir, una reacción exagerada a agentes extraños a nuestro cuerpo. Estos agentes no son nocivos para el ser humano, pero un porcentaje alto de la población, entre un diez o un quince por ciento, sufre algunos síntomas molestos, no suelen ser graves salvo excepciones pero incomodan bastante y pueden llegar a ser invalidantes.

Los síntomas son variados, picor de ojos, fotocopia, moqueo continuo (rinorrea), congestión nasal, estornudos, conjuntivitis, lagrimeo, hinchazón en los párpados, dolor de cabeza, astenia, dificultades respiratorias pudiendo llegar al asma. La más frecuente en primavera es al polen, es el momento de mayor polinización de las plantas, a lo que se añaden mezclas con partículas químicas que proceden de la contaminación y generan además alergias cruzadas que agravan sus efectos.

La humedad y temperaturas superiores a los 20 grados e inferiores a los 24 y la mayor cantidad de horas que tenemos abiertas puertas y ventanas favorece la presencia de ácaros. Son animales diminutos de la familia de los arácnidos, hay miles de especies diferentes, terrestres, acuáticas e incluso marinas. Sus excrementos y los ácaros muertos son los factores desencadenantes más comunes de la alergia. Los del polvo se encuentran en todas partes, colchones, mantas, almohadas, sofás… se alimentan de piel humana, de nuestra descamación.

Las medidas preventivas que podemos aplicar para evitar en la medida de lo posible las alergias primaverales son:

En casa:

  • No abras ventanas durante las horas de sol, ventila al anochecer.
  • Utiliza filtros de polen para el aire acondicionado.
  • Usa aspirador con filtros especiales para micropartículas en la limpieza.
  • Para quitar el polvo trata de usar un trapo húmedo y evitarás la dispersión.
  • No seques la ropa al aire libre.

En la calle:

  • Usa gafas de sol para proteger la conjuntiva.
  • Extrema la higiene de tu piel manos y cara (lava varias veces al día con agua la nariz y ojos para arrastrar las partículas que provocan la alergia y dúchate con más frecuencia).
  • Evitar el contacto con el alérgeno en lo posible, las horas de mayor polinización son las horas de sol.
  • No uses bicicleta o moto y en el coche sube las ventanillas.
  • Cuidado con la práctica de deportes al aire libre ya que puede agravar los síntomas.
  • Especial atención a los días de viento, evita salir de casa.

alergia.primaveral.consejos

En ningún caso te automediques, si los síntomas son muy molestos acude a tu médico que te indicará las pruebas a realizar de ser necesario y  te indicará el tratamiento oportuno.

La tecnología también se pone al servicio de los alérgicos, existe una aplicación para móviles, Polen Control, que te permitirá hacer seguimiento del nivel de polen donde vives o donde quieras dirigirte, mide también tus síntomas de la alergia, con esos datos crea un informe que relaciona la evolución de tus síntomas con los niveles de polen y te da la posibilidad de enviarlo a tu médico o farmacéutico para que haga tu seguimiento y te aconseje con un mejor diagnóstico.

Share This

Share This

Share this post with your friends!